La rehabilitación y la recuperación de la obra nueva residencial serán el motor del sector

El sector de la construcción alcanzó el pasado año su punto de inflexión y por primera vez cerró el ejercicio en positivo, con un incremento de entre el 2 y el 4%, tras encadenar sucesivas caídas desde 2007. En estos años la construcción ha sufrido un fuerte ajuste debido a la reducción de la obra pública y la caída de la edificación residencial que han provocado la desaparición de numerosas empresas. En 2015, el sector comenzó su recuperación gracias a que segmentos como la rehabilitación y la reforma han repuntado y ya representan un tercio de su producción. También se ha recuperado la edificación residencial gracias principalmente a la mejora de la financiación por parte de las entidades bancarias y a la llegada de fondos de inversión que han reactivado la obra nueva, al tiempo que las ventas de viviendas de segunda mano siguen al alza, superando incluso los mejores registros alcanzados en pleno boom inmobiliario.

En este sentido, ya en 2014, las 150 primeras compañías inmobiliarias por volumen de negocio lograron aumentar sus ingresos gracias sobre todo a la venta de inmuebles de segunda mano y al traspaso de numerosos activos, con unafacturación de 10.513 M€, un 14,9% más que el año anterior. Este mercado ha cambiado y, por ejemplo, el ranking de promotoras inmobiliarias lo encabezan ahora o bien filiales de entidades financieras, como CriteriaCaixa de La Caixa, Solvia de Sabadell, Anida de BBVA y Altamira y Metrovacesa, ambas controladas por el Santander, o bien plataformas inmobiliarias adquiridas por fondos de inversión, como Aliseda, controlada por Kennedy Wilson y Varde, o la patrimonial Testa, que Merlin compró a Sacyr.

En el caso de las grandes constructoras, estas firmas han perdido protagonismo en el mercado nacional. Las ventas de las 10 primeras cayeron un 11% en España en 2014, superando incluso el 25% en el caso de Sacyr, Isolux Corsán y FCC. Su cartera en el mercado local se redujo de media un 8%, lo que indica que su peso también cayó en 2015. A pesar de este descenso, el mercado nacional mejoró sus cifras, y aunque las más de 350 constructoras analizadas disminuyeron sus ingresos nacionales un 6,5%, es sensiblemente inferior a la caída superior al 16% registrada un año antes. En 2014, las principales constructoras e instaladoras españolas facturaron 60.603 M€, un 2,4% menos que en el año anterior,

Fuente: https://www.alimarket.es/noticia/202683/la-construccion-despierta-en-2016

120120161324021